Jesús no dijo eso

9788484328520Tal y como el mismo autor dice en sus páginas finales, la motivación del libro parte de que el autor, preocupado por establecer lo que los textos originales de la Biblia dicen, dado que es la palabra revelada de Dios, inspiración directa de su sabiduría a los hombres, encontró tantas tergiversaciones y modificaciones a lo largo del tiempo, que terminó por dudar, no ya de que las palabras de Dios fueran recogidas fielmente alguna vez, sino de que ni siquiera sea verdad que Dios inspirara algo a nadie en alguna ocasión, dado que ni siquiera se molestó en que la palabra se mantuviera inalterada.
Confesión que viniendo de un fundamentalista cristiano de EEUU, desde luego tiene mucho mérito.
En otra ocasión ya he mencionado aquí la obra de Ehrman y lo que me gusta, no solo su estilo sino la honestidad intelectual que desprende.
Si quieren conocer los métodos de los que se vale la crítica textual neotestamentaria para tratar de establecer lo que se supone es la palabra original de los evangelios, este libro es imprescindible. De hecho, todos los libros de Ehrman lo son, y poco a poco me los voy leyendo todos, que en algunos casos incluso son difíciles de conseguir en castellano.

Jesús no dijo eso Los errores y falsificaciones de la Biblia

Ehrman, Bart D.

Número de páginas: 248
Encuadernación: Rústica
Formato: 15 x 22,2 cm
Fecha de publicación:11/2006

Edita: Crítica

Aun en nuestros días, tras la lectura de un pasaje de la Biblia se suele decir “palabra de Dios”, como si lo que está escrito en el Nuevo Testamento fueran las palabras exactas que pronunció Jesucristo o los textos originales de Pablo de Tarso. En realidad esa “palabra de Dios” es, en muchos casos, solamente palabras de los hombres, porque, a lo largo de mil quinientos años, los diferentes traductores y copistas de la Biblia introdujeron un sinfín de errores accidentales y cambios malintencionados que pasaron a las ediciones impresas. Ahora, por primera vez, el eminente especialista del Nuevo Testamento Bart D. Ehrman (autor de Los cristianismos perdidos) reconstruye los textos originales, nos revela cómo, dónde y por qué fueron manipulados y nos demuestra que muchas de nuestras creencias más profundas sobre la divinidad de Jesús, la Trinidad o los orígenes divinos de la Biblia misma carecen de fundamento documental. Quien lea Jesús no dijo eso nunca volverá a leer, del mismo modo, los evangelios o las epístolas de San Pablo.
Este libro es escrito por una persona Ex Evangelica.

No tengas miedo visita estas paginas..

www.ateosdemexico.com

www.ateos.org

www.redatea.net

www.agnosticismo.net

http://ex-pentecostal.blogspot.com

http://iglesias-evangelicas.blogspot.com

www.ex-pentecostal.org

SP_front-300

FUERA CON TODOS LOS DIOSES!
Desencadenando la mente y cambiando radicalmente el mundo

Bob Avakian

¿Es dañino creer en dios? ¿Cómo ha servido el cristianismo durante siglos como una ideología de conquista y subyugación? ¿Por qué es el “cinturón de la Biblia” de Estados Unidos también el “cinturón de los linchamientos”? ¿Por qué va en aumento el fundamentalismo religioso en todo el mundo? En la intensificación del conflicto entre el imperialismo estadounidense y el fundamentalismo islámico, ¿es la única opción elegir entre uno u otro lado? ¿Por qué representan el patriarcado y la opresión de la mujer elementos fundamentales de tantas religiones? ¿Pueden ser buenas las personas sin dios? Estas son solamente algunas preguntas que explora esta obra provocadora de Bob Avakian.

Al llevar una voz comunista revolucionaria singular al actual discurso sobre dios, el ateísmo y la moral, Avakian desmistifica las creencias religiosas y examina la manera en que la religión, incluso en sus interpretaciones más progresistas, representa un obstáculo en el camino a la emancipación de la humanidad. Un hilo que recorre profundamente ¡Fuera con todos los dioses! es la necesidad de hacer una ruptura completa con todas las formas de superstición y, en su lugar, asumir un enfoque verdaderamente científico para conocer y transformar la realidad.

Sea usted creyente, agnóstico o ateo, Bob Avakian le lanzará un reto con su poderosa crítica de las tradiciones establecidas desde hace mucho y su visión liberadora de un mundo radicalmente diferente.

Cita:
“Dispongámonos a leer el libro de Bob Avakian, que enriquece nuestro pensamiento hermenéutico y que dará luz en estas tinieblas del capitalismo salvaje. Es un libro cuya verdad nos hará más libre”.

Dr. Fausto Trejo F., psiquiatra y psicoterapeuta; ex maestro de psiquiatría de la Universidad Nacional Autónoma de México y la Universidad Nacional Autónoma del Estado de México; ex director del Departamento de Orientación Vocacional del Instituto Politécnico Nacional

Cita:
“Convincente, mordaz y oportuno. Aunque no estoy de acuerdo personalmente con todo lo que dice Bob Avakian en el libro, creo que expresa sus argumentos de modo convincente y provocador. Enojado, humorístico, provocador y optimista en igual medida, es una lectura agradable que hace pensar”.

Phil Zuckerman, profesor adjunto de Sociología, universidad Pitzer College

Cita:
“…mucha gente realmente no ha estudiado lo que dice la Biblia; Bob Avakian sí la ha estudiado. Pone al descubierto lo mentirosa y lo hipócrita que es… Esta es una lectura seria”.

Eric G., ex Pantera Negra

Cita:
“Uno no tiene que ser marxista para aprender mucho de este libro. Especialmente me gustó la franca crítica de la epistemología ofuscadora de la religión y de sus consecuencias atroces para la mujer”.

Laura Purdy, profesora de Humanidades y de Filosofía, universidad Wells College

Cita:
“…podría ser la punta de lanza de un regreso a la Edad de la Razón”.

Harry Lennix, actor, instructor.

Visita http://revcom.us 

4 responses to this post.

  1. Biblia
    LA RAZON DEL ATAQUE:

    ¿Por qué Satanás pone tanto empeño en atacar la Palabra de Dios? Yo sé que algunos pueden pensar que esa es una pregunta muy obvia. Satanás odia la revelación de

    Dios por el hecho de que odia a Dios mismo. Todo lo que provenga de Él será por necesidad objeto de su odio y su desprecio. Sin embargo, creo que es importante que

    seamos un poco más específicos, porque el conocimiento de sus motivaciones es lo que nos va a permitir presentar una mejor defensa. Así que vuelvo y planteo la

    pregunta, ¿por qué Satanás ha levantado un ataque tan fiero contra la Palabra de Dios a través de los siglos? En primer lugar, porque la Biblia es un testigo fiel de la verdad

    y Satanás es el padre de la mentira. En Jn. 8:44 el Señor dice a los judíos que querían matarlo: “Sois de vuestro padre el diablo y queréis hacer los deseos de vuestro padre. Él fue un homicida desde el principio, y no se ha mantenido en la verdad porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, habla de su propia naturaleza, porque es mentiroso y padre de mentira” (LBLA). La mentira es el arma que Satanás usa para llevar a cabo su obra de destrucción, como vemos en el relato de la caída que leímos hace un momento.

    Dios les había dado a Adán y Eva una perspectiva verdadera de las cosas, pero Satanás les presentó otra interpretación de los hechos completamente distorsionada. Noten primeramente cómo distorsiona el mandato de Dios (“conque Dios os ha dicho no comáis de ningún árbol del huerto” – comp. 2:16-17). Luego se vuelve más osado y contradice abiertamente la Palabra de Dios (“No moriréis…” – “las amenazas de Dios no son más que palabras al viento; si comen del árbol prohibido nada les pasará”). Y finalmente distorsiona en una forma franca y abierta el carácter de Dios mismo (vers. 5). Satanás está presentando a Dios aquí como un tirano mentiroso que se opone a la libertad y al progreso. “Dios quiere mantenerlos dependiendo de Él en todo, pero si comen del árbol prohibido alcanzarán un conocimiento liberador del bien y del mal”.

    Satanás se está presentando delante de Eva como aquel que quiere proveerles lo que Dios les está negando: libertad y progreso: “Seréis como Dios, sabiendo el bien y el mal”. Las mismas mentiras que ha estado usando desde entonces para mantener al hombre bajo el yugo de la esclavitud. Y toda su obra depende de que el hombre abrace esa perspectiva engañosa y torcida de las cosas. Por eso es que Satanás odia las Escrituras, porque ella es como una luz que despeja las tinieblas del engaño y el error.

    Allí encontramos todo lo que necesitamos conocer acerca de la persona de Dios, acerca de Sus decretos, de Su voluntad. Y Satanás tratará de impedir, por todos los
    medios que tenga a su alcance, que esa información llegue a nosotros. A él no le importa que seamos religiosos; ni siquiera que mencionemos constantemente el nombre de Dios, o incluso el nombre de Jesús, siempre que esas palabras estén vacías de contenido. Después de todo, hablar de “Dios” o de “Jesús” sin tomar en cuenta la
    revelación bíblica no es otra cosa que adorar otros dioses, no importa que tengan el mismo nombre. Pero en la Biblia no sólo encontramos todo lo que necesitamos
    conocer acerca de Dios, sino también acerca de la creación, acerca de nosotros mismos, de la historia, de nuestra vida aquí y ahora, de la salvación, del futuro. Por eso el diablo odia la Biblia, porque él sabe lo que ocurre cuando el hombre abraza la cosmovisión que la Biblia nos provee.

    Piensen en esto por un momento: un montón de tribus africanas no han podido progresar, a pesar de sus abundantes recursos naturales, por causa de sus creencias
    animistas; ellos están convencidos de que dentro de los animales y plantas habitan espíritus; incluso en las cosas inanimadas como las rocas o los utensilios de trabajo.

    El problema de esas naciones y tribus no es que sus habitantes sean menos inteligentes que las personas que viven en EU, por poner un ejemplo. Es que sus ideas distorsionadas de la creación y del mundo espiritual los mantienen sometidos a un profundo atraso cultural. Y esa es una de las cosas que el diablo quiere: impedir que el hombre cumpla con el mandato cultural que Dios le dio en el huerto del Edén de sojuzgar la tierra y enseñorearse sobre ella. La agenda que está detrás de ese atraso, no solo es impedir que el hombre cumpla con esa encomienda, sino también dificultar el avance del evangelio. Muchas de esas tribus ni siquiera cuentan con un lenguaje escrito; y los misioneros tienen que ocupar mucho de su tiempo y de sus energías creando ese lenguaje y luego traduciendo las Escrituras para que esas personas puedan conocer la Palabra de Dios. Mis hermanos, la mentira esclaviza, destruye vidas, atrasa a los pueblos, provoca masacres. Los nazis no hubieran hecho lo que hicieron de no haber comprado la mentira de que la raza aria era superior a las demás. Pero el diablo no sólo se opone a la Biblia porque ella es un testigo fiel de la verdad de Dios, sino también porque él sabe que la Escritura es el instrumento eficaz que Dios usa para hacer Su obra en el mundo. Él sabe que la Palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de doble filo. Él sabe que el evangelio es poder de Dios para salvación; y que así como Dios usó Su Palabra para crear el mundo, así también usa Su Palabra para crear nueva vida en el corazón del pecador, y para alimentar y fortalecer esa nueva vida (comp. 1P. 1:22-23; Hch. 20:32; 1Ts. 2:13). El diablo sabe que la Palabra de Dios es el recurso poderoso que Dios ha dejado en nuestras manos para que podamos defendernos de sus ataques (comp. Mt. 4:1-11 – Jesucristo es el Hijo de Dios, la Palabra de Dios encarnada, y aún así hizo uso de la Palabra escrita en Su batalla contra el diablo; comp. Ef. 6:17).

    He ahí, mis hermanos, las dos razones fundamentales por las que el diablo se opone a la Biblia y provoca todo tipo de ataque contra ella. Y es por esas mismas razones
    que se opone con todas sus fuerzas a la predicación de esa Palabra. ¿Saben una cosa? Al diablo le tiene sin cuidado que las iglesias se reúnan y tengan actividades religiosas, siempre que descuiden la proclamación de la Palabra de Dios. Él se viste como ángel de luz, dice Pablo en 2Cor. 11; y a sus ministros los disfraza “como ministros de justicia” (vers. 15). Mis hermanos, el diablo cuenta con su propia asociación de pastores y líderes eclesiásticos, que partirán a la eternidad creyendo que son lo que no son. Y esa asociación de pastores no es pequeña (comp. Mt. 7:21-23). ¿Cuál es la marca de estos hombres? ¿Cómo podemos distinguirlos? Por el contenido de su predicación y por sus frutos (comp. 2Cor. 2:17 – del griego kápelos – “adulterando”; la idea original de esta palabra es la del comerciante deshonesto que vende mercancía adulterada; estos comerciantes eran famosos en el tiempo de Pablo por aguar el vino). Mis hermanos, el diablo ha estado haciendo todo lo posible por impedir que la Palabra de Dios llegue al hombre. Y él cuenta con un arsenal de recursos y métodos muy variados; lo que nos lleva a nuestro segundo encabezado: la naturaleza de su ataque.

    II. LA NATURALEZA DEL ATAQUE:
    ¿Cuáles son algunos de los métodos de los que se vale el diablo en su intento de anular el impacto de la Palabra de Dios en el mundo? Comencemos por el más
    fundamental de todos.
    A. Su ataque contra la inspiración plenaria y verbal de las Escrituras:
    Cuando hablamos de inspiración plenaria nos referimos al hecho de que la inspiración de Dios abarca cada porción individual de la Biblia; mientras que la frase inspiración

    verbal apunta al hecho de que la inspiración abarca también cada letra, cada frase, cada oración, sin anular al mismo tiempo el estilo de los autores humanos.

    Esa ha sido la postura generalmente aceptada por el pueblo de Dios a través de los siglos porque la enseñanza de la misma Biblia, como veremos en un momento. Pero
    hace unos 300 años esta doctrina fue puesta bajo ataque por la llamada “teología liberal”.
    1. La teología liberal:
    Los teólogos liberales parten de la premisa de que la religión del pueblo de Israel no descansa en una revelación de parte de Dios, sino que es el producto de una evolución religiosa que pasó por varias etapas, hasta llegar al cristianismo. Según ellos, esa evolución es latente en la misma Biblia, que no es otra cosa que un conjunto de documentos que se fueron ensamblando a través de los siglos a medida que la religión de Israel iba cambiando. Este movimiento tuvo un impacto enorme, sobre todo en Europa; un impacto que no se limitó a los seminarios y universidades, sino que arrasó con un sinnúmero de iglesias y pastores que abandonaron por completo la idea de que la Biblia era en verdad un libro inspirado por Dios.
    2. La Neo-ortodoxia:
    Como era de esperarse, muchos reaccionaron al liberalismo teológico defendiendo la doctrina de la inspiración plenaria y verbal de la Biblia, dando inicio a un movimiento que vino a ser conocido como “fundamentalismo”. Pero hubo otra reacción, la Neo-ortodoxia, cuyo principal exponente fue el pastor y teólogo luterano Karl Barth. Aunque la intención de Barth supuestamente era defender la Palabra de Dios en contra de la teología liberal, él también pensaba que el registro bíblico contenía errores e imperfecciones humanos, incluyendo los libros originales escritos por los autores bíblicos. ¿En qué sentido su perspectiva de la Biblia era superior a la de los teólogos liberales? La respuesta de Barth fue la siguiente: La Biblia no es la Palabra de Dios, pero viene a ser Palabra de Dios en el momento en que Él escoge usar ese canal imperfecto para confrontar al hombre con Su Palabra perfecta.

    En otras palabras, Dios se revela al hombre a través de la Biblia, pero no porque la Biblia sea un libro infalible, sino porque por medio de ella Dios viene al encuentro con nosotros. “En ese momento de significado’, la Biblia viene a ser la Palabra de Dios al individuo” (NLG; pg. 40). Pero este es un punto de vista demasiado subjetivo de la revelación divina. Si sólo podemos considerar como Palabra de Dios aquellos textos por medio de los cuales, en un momento particular, los individuos escuchan la voz de Dios, ¿qué acerca de esos pasajes que no nos hablan, o que nos hablan en un momento y en otros no? Como bien ha dicho alguien: “La Biblia no es meramente la Palabra de Dios cuando un hombre la escucha o la entiende; ésta es Dios hablando, sea que el hombre escuche o no” (NLG; pg. 42). Si negamos la doctrina de la inspiración plenaria, ya no podemos estar seguros de nada, porque no sabríamos cómo decidir cuál parte de la Biblia es verdadera y cuál no (comp. 2Tim. 3:16). Y lo mismo ocurre si negamos la inspiración verbal: si Dios no inspiró las palabras de los autores bíblicos, entonces la Biblia puede estar llena de errores y falsedades, porque las ideas se expresan en palabras y una sola palabra (o incluso una sola letra) puede cambiar por completo una idea (comp. Mt. 5:17-18 – la opinión de Cristo es la prueba final de la inspiración; Gal. 3:16). Por eso decíamos hace un momento que la doctrina de la inspiración es fundamental, porque una vez establecemos el hecho de que la Biblia fue inspirada plenaria y verbalmente, los otros ataques del diablo se caen por su propio peso.

    B. Su ataque contra la preservación de las Escrituras:
    Por ejemplo, su ataque contra la preservación de las Escrituras. Muchas personas cuestionan la integridad del texto bíblico argumentando que han pasado muchos años
    desde que la Biblia fue escrita. ¿Cómo sabemos que el texto bíblico ha sido fielmente preservado a través de los siglos? Cualquiera que haya estudiado seria y
    profundamente este tema sabe que la Biblia es el libro de la antigüedad más seguro que existe.

    Por un lado, porque las copias que tenemos del AT son excelentes (los escribas fueron sumamente cuidadosos al copiar las Sagradas Escrituras; hecho que quedó
    confirmado con el hallazgo de los mss. del Mar Muerto en 1947). Y por el otro lado, porque hoy contamos con más de más de 5,000 copias manuscritas del NT, algunas de
    las cuales datan del siglo II. Eso aparte de las traducciones antiguas que tenemos del latín, el siríaco y el copto, las cuales suman unas 24,000; y de que podemos
    reproducir el NT completo por las múltiples citas que encontramos en los comentarios, sermones y cartas de los padres de la iglesia del II y III siglo (unas 36,000 citas entre todos). Para que tengan un parámetro de comparación, la obra de la antigüedad que más se le acerca al NT es la “La Ilíada” de Homero, de la cual quedan menos de 650 manuscritos griegos, siendo los más antiguos del siglo II y III d. C. Dado que Homero compuso este poema épico alrededor del 800 a. C., entre el original y la copia más antigua pasaron unos 1,000 años. El próximo más cerca es La Guerra de los Judíos, de Flavio Josefo, del cual sólo tenemos 9 copias, separadas del original al menos por 8 siglos o más. Sin embargo, Satanás usa la ignorancia que las personas tienen de este hecho para poner en duda la integridad del texto bíblico. Ahora, si creemos que la Biblia es inspirada por Dios, aún sin tener todos esos datos, debemos presuponer que el mismo Dios que inspiró Su Palabra escrita habría de preservarla. La inspiración y la preservación van de la mano (comp. Mt. 24:35 – si son “Sus” palabras, no pueden pasar).

    C. Su ataque contra la traducción y propagación de las Escrituras:
    Otro de los ataques del maligno contra las Escrituras fue el de mover a las autoridades eclesiásticas de la Edad Media a prohibir su traducción y propagación. En el taller de la historia de la Biblia en español, veremos todas las peripecias por las que nuestros padres en la fe tuvieron que pasar para que hoy podamos tener en nuestras manos la Biblia en nuestro idioma. Pero una vez más debemos volver a la doctrina de la inspiración. Si en verdad creemos que la Biblia es la Palabra inspirada de Dios, en vez de prohibir su lectura en el idioma vernáculo, deberíamos más bien traducirla y promoverla. Es absurdo defender la inspiración y al mismo prohibir su traducción y propagación (1P. 2:1-3).

    D. Su ataque contra la suficiencia de las Escrituras:
    El último ataque que voy a mencionar por causa del tiempo es el que se ha desatado en las últimas décadas contra la suficiencia de las Escrituras. No voy a extenderme
    en este tema, porque vamos a tocarlo en otra de las sesiones generales. Simplemente quiero resaltar una vez más, la conexión de la suficiencia de las Escrituras con la
    inspiración divina. Si de veras creemos que la Biblia es inspirada por Dios, también debemos suponer que en ella Dios nos ha revelado todo cuanto necesitamos saber para nuestra salvación y para el desempeño de nuestra vida en este mundo (comp. 2Tim. 3:16-17). Pero si el diablo no puede impedir que tengamos acceso a la Biblia, entonces buscará la manera de que no dependamos enteramente de ella en aquellas áreas que la Biblia tiene la intención de cubrir. Pero no puedo detenerme en este aspecto por más tiempo, pues aún nos resta un asunto más antes de concluir: nuestra defensa en el ataque.

    Reply

    • Posted by alex on November 26, 2013 at 7:10 pm

      Se nota a leguas que el Sr.Paulo, esta cegado por la religión, la fe, significa, no querer saber la verdad, además de que no es racional y finalmente es un invento religioso para evitar posibles respuestas racionales, despierte Sr. Paulo.

      Reply

  2. Hola Josue.DIois te bendiga mucho. Espero no te moleste te haya dejado este trozo de articulo de una conferencia de un ministro evangelico Conferencia Bíblica 17 de Septiembre, 2009 Mensaje No. 1. La Iglesia Bíblica del Señor Jesucristo de República Dominicana estuvo desarrollando una Conferencia en el mes de Setiembre. El tema de la conferencia fue “La Biblia.” Aca te coloco un trozo.

    Saludos

    Paulo Arieu

    Reply

  3. Posted by encuentrocristiano on September 29, 2009 at 1:38 am

    Paulo que gusto saludarte aqui en mi blog,sabes se me hace algo ilogico que aun teniendo pruebas de lo contradictorio que es la biblia te nieges a acepatarlo,y que la unica escusa es decir que satanas busca de todas formas manchar la “palabra de dios”,se que esto te a causado estres pero no hay mas ciego que el que no quiere ver.Los “teologos” buscan de todas formas desmentir las supuestas contradicciones de la biblia,pero lo que no saben es que abemos personas analiticas,que nos dejamos giar por la razon,mas bien que por fe.Pues fe es creer en algo que no existe. http://www.agnosticismo.net

    Reply

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: