Los dominicos impiden un curso a un grupo acusado de sectario

Los dominicos impiden un curso a un grupo acusado de sectario

Secta o no secta

Carlos de Miguel
Cartel que anunció hace días el curso de meditación.

Cartel que anunció hace días el curso de meditación.

El Instituto Gnóstico de Antropología Samael y Litelantes quería celebrar un curso en Ávila, en el Monasterio de Santo Tomás, pero los Padres Dominicos no lo han autorizado al considerar a esta asociación una secta.

Para ello han contado con la Red Iberoamericana de Estudio de las Sectas (RIES), desde la que aseguran haber asistido “de nuevo al intento de una secta de usar las dependencias católicas para impartir sus cursos, propagarse y realizar labores de captación”, según ha explicado Vicente Jara, dominico seglar miembro de la red.

La asociación quería impartir un curso en la Residencia de Santo Tomás desde el 19 de octubre, para lo que habían distribuido carteles anunciándolo, pero los dominicos, “debido a lo confuso de la información recibida de las actividades de los gnósticos, sospecharon”. El organizador dice que pertenece a una asociación cultural y que “si hay algo ilegal deben denunciarlo”.

El documento que remitieron a Santo Tomás fue a su vez enviado por los dominicos al movimiento gnóstico, a la vez que les declinaban su inicial oferta de poner a su disposición una dependencia para el curso por, según Jara, “no haber sido claros en sus fines y haber ocultado sus objetivos, al mismo tiempo que se han visto utilizados por la secta para auto-propagarse”.

Herederos de otros grupos
El informe elaborado por la Red Iberoamericana de Estudio de las Sectas (RIES), integrada por miembros de la Iglesia Católica, detalla que el Instituto Gnóstico de Antropología Samael y Litelantes es “uno de los múltiples grupos gnósticos herederos del colombiano Samael Aun Weor (1917-1977), cuyo verdadero nombre era Víctor Manuel Gómez Rodríguez, fundador del Movimiento Gnóstico Universal, del cual derivaron multitud de grupos que seguían sus enseñanzas”.

Tras conocer el rechazo de los Padres Dominicos a acoger el curso de meditación del Instituto Gnóstico, el evento ha comenzado a celebrarse en un hotel de Ávila. El organizador del curso, que quiere crear un grupo en la ciudad, explica que el citado instituto no es una secta, sino “una asociación cultural que no tiene otro interés que el desarrollo del ser humano en los campos del ser y del saber, sin distinción del nivel social, cultural o de creencia, no tiene fin lucrativo y enseña el conocimiento de sí mismo a través de la técnica de la meditación y de las diferentes corrientes filosóficas vertidas en las distintas épocas de la humanidad”.

Aunque ha ofrecido su nombre y apellidos, pide que no se publiquen, y arremete contra la entidad que ha elaborado el informe acusador. Asegura reconocer que “en el seno de la Iglesia existen en su gran mayoría verdaderos hombres de un gran valor moral y religioso, realizando una labor silenciosa de ayuda a los más desfavorecidos y prestando la asistencia a quien la necesita, en los que incluyo a padres dominicos del Real Monasterio de Santo Tomás”.

“Sin embargo”, añade en referencia a los autores del documento, “existe un sector reaccionario que demuestra como poco un excesivo celo en la expresión de sus ideas, vertiendo sobre toda institución que no es afín a ella misma toda clase de despropósitos calumniosos, acusaciones sin pruebas, medias verdades y un sinfín de afirmaciones desafortunadas”.

Que denuncien si es delito
Como portavoz del instituto, que manifiesta tiene un presidente al que no se identifica, dice que “si fuera cierto lo que se proclama” en el informe, es su deber denunciarlo y ponerlo en conocimiento a las autoridades competentes por constituirse como un delito o falta, y sus miembros deberían ser condenados por ello. Y aclara que “desde que ha sido constituida y registrada en el Ministerio del Interior como asociación cultural jamás se ha depositado ninguna denuncia sobre sus actividades”.

“Quien se tome la molestia de leer los artículos de la web de RIES evidenciará que hasta el ecologismo expuesto en la película Avatar es una maniobra para llevar consigo una reducción peligrosa del valor del ser humano y acabar con todo resto de antropocentrismo y humanismo”, dice.

El dominico Jara, desde RIES, señala que “es muy habitual la presencia de grupos sectarios en salones parroquiales, casas de ejercicios, monasterios, conventos y colegios de la Iglesia católica”, ya que “de este modo las sectas consiguen hacerse pasar por grupos de religiosidad, ya cristiana u oriental, según el perfil, y abusar del clima de diálogo interreligioso”. “Desgraciadamente -añade- hay que admitir que en muchos casos algunos centros de espiritualidad específicamente católicos están comprometidos activamente en la difusión de la religiosidad de la Nueva Era dentro de la Iglesia”.

Captar adeptos
Asegura que así lo aprovechan para la captar adeptos “al tiempo que pretenden mostrar a la sociedad una cara lavada que en nada corresponde a su rostro sectario, cuya única pretensión es el control de las personas, la persuasión coercitiva, el dominio de las conciencias, el expolio financiero de sus miembros, la difusión totalitaria de sus ideas en la sociedad”.

Cuando remitió el informe a los dominicos, recomendó su difusión a otras comunidades religiosas para “dar a conocer el modus operandi de los grupos sectarios”.

El documento explica que el instituto citado sigue la obra de Samael Aun Peor (Bogotá, 1917-Ciudad de México, 1977), por lo que no se le puede considerar como distinto en sus doctrinas de todos los grupos y grupúsculos que se consideran herederos del ‘Venerable Maestro Samael’, que cuentan con “doctrinas semejantes” con “variopintas actividades y ritos” en América del Sur y España.

El nombre de Samael corresponde al fundador de la corriente gnóstica moderna y Litelantes el nombre adoptado por su esposa, Gurú Litelantes o Sacerdotisa Litelantes, cuyo nombre real era Arnolda Garro Mora (1920-1998), y adoptan un sincretismo de doctrinas procedentes de las más variadas tradiciones religiosas, espirituales y ocultistas. “Como en la gnosis clásica, el hombre está compuesto por lo material, negativo, y lo espiritual, positivo” y entre otras cosas “creen en la reencarnación, en la posibilidad de adquirir grandes poderes por medio del conocimiento y en la inminencia del fin del mundo”.

Según detalla, para los miembros de esta asociación “los yoes tienen que purificarse por medio de la magia sexual, una práctica (tener relaciones sexuales sin llegar a la eyaculación) que inculcan obsesivamente en sus adeptos, y que llega a ser el centro de todo el sistema doctrinal gnóstico de Samael”.

Sus ideas apenas tienen que ver con el pensamiento gnóstico clásico de los siglos anteriores y posteriores al nacimiento de Cristo, “es una mezcolanza de ideas gnósticas clásicas con corrientes esotéricas como la Teosofía, de la cual fue miembro, o la sociedad secreta de la Fraternidad Rosacruz, a la cual también perteneció, todo unido a ideas del yoga de la senda izquierda, como es el yoga sexual tántrico, las ideas de la llamada Nueva Era, la astrología, así como el uso de médium, contacto con realidades espirituales, viajes astrales y parapsicología”.

Dice el informe que “numerosos movimientos gnósticos en España, Latinoamérica y en Europa han intentado un reconocimiento social y público ante lo cual sólo han conseguido una negativa, cuando han sido desenmascarados”.

http://www.aviladigital.com/subseccion/subseccion2/secta-o-no-secta-109723.aspx



Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: