Como el PAN le ganó el apoyo evangélico al PRI

Como el PAN le ganó el apoyo evangélico al PRI

FERMÍN ALEJANDRO GARCÍA

De poco sirvió que en su momento el ahora precandidato del PRI a gobernador, Javier López Zavala, hubiera apoyado el proyecto de Radio Vida –que fue una estación que trasmitió mensajes cristianos a mediados del año pasado–, ya que ahora las organizaciones evangélico–cristianas más grandes y que tienen mayor presencia en el ámbito urbano de la entidad poblana han decidido acercarse al PAN y se sienten ignoradas por el tricolor.

Tanto es el acercamiento con el albiazul que en municipios como Zongozotla y Hueytamalco, así como dos diputaciones locales del centro del estado, podrían ser para líderes cristianos que pudieran ser postulados por el PAN. Si no se concretan las nominaciones, es un hecho que los abanderados albiazules serán apoyados por brigadas de ciudadanos que profesan la fe evangélica.

Este es un cambio de 180 grados, ya que los grupos evangélicos de Puebla siempre se habían identificado con el PRI. Por esa razón, cada 21 de marzo se unen a la marcha que reconoce al Estado laico y la libertad religiosa que se consiguieron gracias a las leyes de Reforma. Pero en los últimos siete meses cambiaron las cosas radicalmente.

Y eso fue resultado de que la dirigencia estatal del PRI los ignoró, lo que no pasó con el PAN, que pese a sus atavismos católicos, es un partido que ahora muestra apertura hacia grupos cristianos. Algo que parecía imposible hasta hace poco.

En Puebla, en el último año han aparecido dos organizaciones cristianas que han buscado incursionar en la política local. Una de ellas es un consejo de ministros, encabezado por Julián Herrera y Marcio Díaz, que fundó Radio Vida con el apoyo del ex director de la Policía Judicial, Hugo Isaac Arzola, y que buscó vincularse a las redes de apoyo de Javier López Zavala. El proyecto se vio entorpecido por la intervención de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes contra dicha estación de radio, que carecía de autorización legal.

La otra es Convicción Mexicana por la Democracia (CMD), que es una agrupación nacional, con presencia en Puebla desde hace siete meses y que ha conseguido instalar representaciones en 27 estados del país. CMD es una organización en la que partición evangélicos que buscan incursionar en política. Eso no implica que se vean involucradas las iglesias cristianas como instituciones, sino que es una asociación civil en donde sus integrantes intentan incursionar en los partidos mediante la aplicación de la “ética evangelista”.

La diferencia entre una y otra es que los promotores de Radio Vida tienen presencia en el ámbito rural y en pequeñas organizaciones. Se sabe que siguen mostrando su afinidad al PRI y a Javier López Zavala, mientras que en el caso de CDM es una organización cuyos miembros pertenecen a las organizaciones cristiano–evangélicas más grandes de Puebla, además de que se ubica en centros urbanos. Uno de sus líderes es el ex regidor y ex secretario general del Sindicato del Seguro Social Fernando Rojas Cristerna.

¿Cuál es la importancia electoral de la comunidad cristiana–evangélica? Que algunas estimaciones indican que a ese culto pertenecen unas 400 mil personas en el estado de Puebla. Es decir, casi el 10 por ciento de la población, y es un núcleo en donde se registran altos grados de participación en procesos electorales.

Este domingo el diario Intolerancia consignó como su nota principal que en Puebla se desarrolló un encuentro de la dirigencia nacional de CDM y al acto asistieron los panistas Juan Carlos Mondragón, Eduardo Rivera y Pablo Rodríguez, así como la secretaria general del PRI, Claudia Hernández, quien además es una conocida cristiana, y el diputado local del Panal, Gustavo Espinosa.

Sin embargo, ese no fue el primer encuentro entre políticos locales y los miembros de CDM.

Hace siete meses, los líderes del CDM invitaron a los dirigentes de todas las fuerzas políticas del estado a la toma de posesión de la dirigencia local. Al acto solamente llegó la cúpula del PAN. El PRI los ignoró, incluyendo a Claudia Hernández, una dirigente priista que acostumbra a revolver el lenguaje político con frases de textos cristianos.

De manera silenciosa, antes y después de ese encuentro, realizado en julio de 2009, se dieron otras reuniones de los dirigentes poblanos de CDM con el entonces presidente del PAN a nivel nacional, Germán Martínez, y Rogelio Carvajal, que era secretario general del albiazul.

Pese a que el CDM se quiso acercar al PRI, éste les dio la espalda. Tal parece que en el tricolor se supuso que con el grupo de Radio Vida ya era suficiente.

Además, se dieron encuentros con otros líderes panistas locales, que vino a culminar con el encuentro del sábado, en el cual Juan Carlos Mondragón, Eduardo Rivera y Pablo Rodríguez se les vio como peces en el agua.

Ello pese a que el PAN siempre ha tildado como “sectas” a todos las organizaciones e iglesias que no son del culto católico. Eso muestra que en el albiazul hay un cambio de actitud como resultado de su necesidad imperiosa de frenar la acelerada caída que registra de sus índices de votación desde el año 2007, cuando todo mundo se dio cuenta de las pifias del presidente Felipe Calderón Hinojosa.

Lo que llama la atención es cómo a la dirección estatal del PRI, en la que milita la cristiana Claudia Hernández, que siempre dice que dios es testigo de que dirige correctamente al tricolor, no tuvo la sensibilidad de acercarse a los grupos no católicos para buscar canalizarlos hacia las campañas del Partido Revolucionario Institucional.

¿Entonces, de qué le sirvió al PRI el supuesto liderazgo cristiano de Claudia Hernández? De nada, ya que ahora los grupos no católicos están más identificados con el PAN.

¿De qué le sirvió al PRI romper con sus principios ideológicos e imponer en Puebla una reforma anti–aborto por presión del gobierno federal? De nada, pues los cristianos –en parte– ahora se identifican con el PAN por oponerse al aborto y a los matrimonios homosexuales.

Creo que en el PRI todavía no entienden que de poquito a poquito se construyen las derrotas electorales. Tal parece que están descuidando a muchos grupos por la idea de que el tricolor es invencible.
http://www.lajornadadeoriente.com.mx/2010/02/08/puebla/cuitlatlan.php

My Opinión

Ahora con los Evangelicos,tal parece que los Evangelicos les encanta estar metidos en la politica,estos llamados cristianos no estan actuando de acuerdo con la enseñanzas de Jesus. 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: