Buscados sacerdotes pederastas

RELIGIÓN-MÉXICO: Buscados sacerdotes pederastas
Por Diego Cevallos
MÉXICO, abr (IPS) – Unos 40 sacerdotes católicos que huyeron de Estados Unidos acusados de pederastas vivirían ahora en México. Tras sus huellas llegó a este país latinoamericano una organización internacional que promueve además las denuncias contra religiosos abusadores de menores.

“Vamos a luchar contra la impunidad, contra el miedo de acusar a sacerdotes a quienes vemos como mayores, como siervos de Dios, cuando muchos no lo son”, dijo a IPS Joaquín Aguilar, director en México de la Red de Sobrevivientes de Abusos de Sacerdotes (SNAP, por sus siglas en inglés).

Esta organización está activa en Estados Unidos y Canadá, países en los que ha presentado unas 1.200 denuncias de abusos sexuales presuntamente cometidos por sacerdotes.

En México reina la impunidad para este tipo de delitos, afirma la SNAP. La Iglesia Católica niega de cuajo la afirmación.

Según Aguilar, abusado por un sacerdote en 1994, “los religiosos huyen a México porque saben que aquí los protegen tanto las autoridades eclesiásticas como el gobierno”.

La SNAP, que iniciará sus operaciones en México a fines de este mes, maneja una lista de 40 sacerdotes acusados de pederastas que escaparon de Estados Unidos y estarían viviendo en México. La mayoría son de nacionalidad mexicana.

“Vamos por ellos, los hallaremos, ese es el compromiso”, dijo Aguilar.

La Iglesia sufrió un sacudón en 2002 cuando en Estados Unidos se desató un escándalo con múltiples denuncias de violaciones y otros abusos contra menores cometidos presuntamente por sacerdotes y tolerados por algunos obispos.

El Vaticano organizó algunos encuentros y exhortó a sus obispos en todo el mundo a tomar medidas enérgicas contra quienes se vieran involucrados en actos de pedofilia e informar de esas acciones directamente al Papa.

Además, la jerarquía romana dispuso que todo caso sospechoso fuera rápidamente investigado y juzgado por un tribunal eclesiástico secreto, sin poner ningún obstáculo a la justicia penal de cada país.

La Iglesia “no pretende tapar el sol con un dedo y reconoce que (en México) sí han existido casos verdaderamente lamentables, aunque no tan frecuentes como algunas ONG (organizaciones no gubernamentales) han magnificado de manera malévola”, dijo a fines de 2005 la Arquidiócesis Primada de México en su publicación semanal Desde la Fe.

“La Iglesia está interesada en buscar la excelencia vocacional y ella misma se ve afectada seriamente cuando malos sacerdotes denigran con sus acciones a la Iglesia de Cristo y causan daños al prójimo”, por eso pide a los fieles denunciar “cualquier tipo de conducta indebida”, añadió la publicación..

Tal texto surgió a raíz de que el no gubernamental Departamento de Investigaciones de Abusos Religiosos de México divulgó que 30 por ciento de los poco más de 14.000 sacerdotes activos en el país cometían algún tipo de abuso sexual contra sus feligreses. Pero no presentó una ficha técnica clara sobre cómo obtuvo esos datos.

“Nosotros creemos que esas cifras son reales, aunque la Iglesia quiera insistir en mantener a los culpables en la impunidad”, sostuvo Aguilar.

“Mi caso es uno de los ejemplos. Yo denuncié a un sacerdote por los abusos que cometió contra mi persona, y a pesar de las pruebas y a que este señor también abusó contra otros, anda libre y no sabemos si aún está ejerciendo como religioso”, señaló.

El sacerdote acusado por el director de SNAP es Nicolás Aguilar, quien trabajó en la ciudad de Puebla, centro del país, y en la sudoccidental ciudad estadounidense de Los Ángeles.

Nicolás Aguilar fue condenado en México por abuso de menores, pero obtuvo su libertad bajo fianza en 1999. Además, es buscado en Estados Unidos por presuntas agresiones sexuales contra 26 niños.

Nadie sabe dónde reside ahora, pero el director de SNAP señala que “no me sorprendería para nada que siga ejerciendo, como la mayoría de religiosos pederastas que son protegidos por la Iglesia”.

En 2002, Abelardo Alvarado, portavoz de la Conferencia Episcopal de México, reconoció que la Iglesia mantuvo en reserva durante mucho tiempo los casos de pedofilia por proteger su imagen y la de las víctimas.

En México, el segundo país con la mayor cantidad de católicos después de Brasil, nadie sabe aún con certeza la cantidad total de religiosos acusados, pero la Iglesia afirma que son sólo unos cuantos casos aislados.

Uno de los más polémicos corresponde al fundador de la congregación Los Legionarios de Cristo, el sacerdote mexicano Marcial Maciel, de 85 años.

S bien un grupo de sus ex discípulos lo acusa de drogadicto y de haberlos violado cuando eran niños y adolescentes, el Vaticano lo declaró inocente.

El director de la SNAP en México sostuvo que además de rastrear a los sacerdotes pederastas que huyeron de Estados Unidos, la organización brindará asesoría legal y psicológica a las víctimas.

La SNAP también diseñará campañas para alentar denuncias y combatir el miedo de muchos sobrevivientes ante sus agresores y las autoridades eclesiales que los defienden.
http://ipsnoticias.net/interna.asp?idnews=37235

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: