Polémica en la Unión Europea por un fallo contra los crucifijos en las aulas

Nota correspondiente a la publicación del día Miércoles de 4 de Noviembre de 2009

INTERNACIONALES

Polémica en la Unión Europea por un fallo contra los crucifijos en las aulas

La Corte Europea de los Derechos Humanos declaró que la presencia del símbolo en el ámbito educativo es “una violación de los derechos de los padres a educar a sus hijos según sus convicciones” y de “la libertad de religión de los alumnos”.

La medida generó una cautelosa reacción por parte del Vaticano, que evitó pronunciarse inmediatamente sobre ello, y un severo rechazo del gobierno italiano, que rápidamente anunció su decisión de recurrir la sentencia.

El fallo del Tribunal responde al recurso presentado por Soile Lautsi, una ciudadana italiana de origen finlandés, que en 2002 había pedido al instituto estatal en el que estudiaban sus dos hijos que quitara los crucifijos de las clases.

Después de numerosos intentos fallidos ante los tribunales italianos, la mujer recurrió al tribunal europeo de los derechos del hombre, que esta mañana le dio la razón y declaró la usanza italiana de exponer un crucifijo en las aulas de las escuelas públicas como una violación de los derechos fundamentales.

La sentencia es la primera que la Corte de Estrasburgo emite en materia de exposición de símbolos religiosos en las aulas y obliga al gobierno italiano a pagar a Lautsi una indemnización de 5.000 euros por los daños morales sufridos, informó la agencia Europa Press.

La reacción del Vaticano ante la noticia fue cauta e inicialmente no ha querido comentarla, al menos hasta que sean publicadas las motivaciones del fallo.

“Creo que es necesario reflexionar antes de comentar”, explicó el director de la sala de prensa del Vaticano, Federico Lombardi.

En cambio, el juez Nicola Lettieri, que representa a Italia ante la Corte de Estrasburgo, cuestionó severamente la decisión y anunció que su gobierno recurrirá la sentencia.

También otros exponentes del Ejecutivo de centro-derecha que actualmente gobierna en Italia criticaron el fallo.

La ministra de Educación, Mariastella Gelmini, aseguró que el crucifijo es un “símbolo” de la tradición y su exposición en las aulas no implica “adhesión al catolicismo”.

El ministro de Políticas Agrícolas, Alimentarias y Forestales, Luca Zaia, fue más severo y aseguró que la decisión de los jueces europeos es “pseudo democrática” y ofende a muchas personas, sean cristianas o no.

“Quien ofende los sentimientos de los pueblos europeos nacidos del cristianismo es sin lugar a dudas la Corte de Estrasburgo. Sin identidad, no existen los pueblos y sin cristianismo no existiría Europa”, aseguró Zaia.

Por su parte, la Unión de ateos y agnósticos racionalistas de Italia (UAAR), que impulsaron el recurso ante la corte europea, consideraron que el pronunciamiento constituye “una victoria para la laicidad”, según declaró el secretario general de esta organización, Raffaele Carcano.

“Hoy es un gran día para la laicidad italiana. Hemos tenido que recurrir a Europa para que nos dieran la razón, pero finalmente, la laicidad del Estado italiano, afirmada por todos con la palabra, se confirma en una sentencia histórica”, dijo la UAAR.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: